¿Por qué se creó el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) en 1992?

Como se ha venido publicando en el periodismo mexicano, el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) se creó en 1992 con el propósito de que los trabajadores afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (Apartado A de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos) y los que cotizan al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Apartado B de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos), contaran con un ahorro para complementar su ingreso al momento de obtener una pensión.

Las aportaciones son realizadas por las empresas y entidades empleadoras y se canalizan a dos subcuentas: Retiro y Vivienda. Los recursos de la subcuenta de Retiro fueron depositados en 14 bancos de ese entonces (conocidos como ICEFAS: es decir, Instituciones de Crédito Especializadas en Fondos de Ahorro) autorizados para este efecto, si bien se invertían, inicialmente, en el Banco de México en créditos a cargo del Gobierno Federal; por su parte, los recursos de Vivienda fueron canalizados al INFONAVIT y al FOVISSSTE, para la asignación de créditos de vivienda a los trabajadores; su cuantía sólo aparecía en los estados de cuenta de los trabajadores para que éstos conociesen cuánto llevaban acumulado en esta Subcuenta.

Este mecanismo de inversión de los fondos de retiro perduró hasta el 30 de junio de 1997, pues a partir del primero de julio de este mismo año, con el nacimiento de las AFORES, los recursos se dispersaron (salvo el SAR-ISSSTE) a las cuentas que fueron abriendo a nombre de los trabajadores todas las Administradoras de Ahorro para el Retiro que fueron como tal autorizadas, y éstas los reinvirtieron a través de las SIEFORES (Sociedades de Inversión Especializadas en Fondos de Retiro).

Y es así como, al 30 de abril del 2014, los ahorros de los trabajadores en el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) ascienden a  DOS BILLONES 143 mil 166 millones de pesos (es decir, poco más de dos millones de millones de pesos), descontados los recursos retirados del sistema de ese cuarto mes del año.

Por cuanto al rendimiento, la CONSAR ha informado que la ganancia neta (es decir, descontadas las comisiones que se cobran por la administración de estos recursos) en promedio de 5 (cinco) años, ha sido del 10.26%.

El rendimiento histórico del sistema, al cierre de abril del 2014, alcanzó un 12.54% nominal anual promedio, y un 6.11% real anual promedio durante los casi 17 años de operación del SAR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.