IMSS

El Instituto Mexicano del Seguro Social nació el 19 de enero de 1943, cuando se publicó la Ley del Seguro Social en el Diario Oficial de la Federación, en cuyo Artículo 5º se contempló su creación como un organismo descentralizado, con personalidad propia. La organización administrativa y técnica del IMSS realmente se tomó todo un año de 1943, ya que inició sus servicios precisamente el 1º de enero de 1944.

Al finalizar su primer año de vida, logró contar con unos 137 mil asegurados, prácticamente todos ubicados en los núcleos de población urbanos.  Y desde entonces es la institución que mayor presencia tiene en la atención a la salud y en la protección social de los mexicanos. Además, representa la cristalización de una de las demandas de la Revolución Mexicana.

El IMSS, como todos sus derechohabientes conocen, combina la investigación, la práctica médica y la administración de los recursos para el retiro de sus asegurados, a fin de brindar tranquilidad y estabilidad a las familias de los trabajadores asegurados.

En la actualidad (diciembre de 2013), el IMSS atiende a más 16 millones y medio de trabajadores, por lo que está catalogada como la institución de esta índole más grande en América Latina y por la enorme cantidad y calidad de servicios médicos que presta, está sin duda alguna en la vanguardia de la medicina moderna.

Pero concentrémonos en los servicios relacionados con las pensiones a cargo del IMSS. Hé aquí algunos datos:

Antes del 1º de marzo de 1957, la pensión mensual que otorgaba este Instituto equivalía al 66.67% del salario del trabajador.

La revisión de las pensiones de invalidez, vejez y cesantía era cada 5 años a partir de su otorgamiento, y se las incrementaba en un 10% si en la fecha de la revisión su cuantía diaria era igual o inferior al salario mínimo general vigente en el DF, o en un 5% si su cuantía era superior, pero con un incremento absoluto, que no debiera ser nunca inferior al máximo de las de cuantía igual.

La ley original concedía un mes de salario como ayuda a quien presentase copia certificada del acta de defunción y la cuenta de los gastos de funeral del asegurado. El 28 de febrero de 1949 se fijó un mínimo de $250 (unos 28 dólares al tipo de cambio de entonces: $8.65), elevado a $500 el 1º de marzo de 1957 (40 dólares al tipo de cambio de $12.50), y a $1,000 pesos (80 dólares), con límite superior a $9,000 (720 dólares) el 1º de enero de 1971, vigente hasta el 31 de marzo de 1973.

En caso del fallecimiento del pensionado, el IMSS pagaba a quien presentase copia del acta de defunción y la cuenta de los gastos de entierro, una suma igual a un mes de pensión, que no podía ser menor de $1,000 pesos ni exceder los $6,000. En ningún caso una pensión de invalidez, de vejez o de cesantía en edad avanzada, podrá ser inferior a $600 mensuales.

En cuanto al número de semanas cotizadas mínimamente para acceder a pensión por vejez, por ejemplo, era de 500 cotizaciones semanales si es que tenía 65 años cumplidos. El número era de 700 semanas hasta el 27 de febrero de 1949. Y si tenía 60 años y quedaba sin trabajo remunerado, pero justificaba un mínimo de 500 semanas cotizadas, se le daba pensión de vejez, sin que fuese necesario que se probase que había invalidez.

La revisión del monto de las pensiones por incapacidad permanente total o parcial, con un mínimo del 50% de incapacidad, así como las de viudez, de orfandad y de ascendientes, era cada cinco años a partir de su otorgamiento. Y si en la fecha de revisión la cuantía diaria que correspondiese al asegurado por incapacidad total permanente era igual o inferior al salario mínimo general en el DF, las pensiones se aumentaban en un 10% y si la cuantía era superior, el aumento era del 5%.

Las primeras oficinas del IMSS estuvieron ubicadas en Av. 16 de Septiembre No. 10 (hasta febrero de 1943); a partir de marzo de ese año, fueron llevadas a las calles de Rosales y Mariscal; y el 13 de septiembre de 1950, se instalaron en el edificio construido en Paseo de la Reforma 476 (donde continúan hasta la fecha). Cabe destacar que prácticamente los primeros 25 años de vida del IMSS, coincidieron con el llamado Milagro Mexicano o la etapa del Desarrollo Estabilizador, que inicia a principios de los 40 y va hasta 1968-1970. En esta etapa, el crecimiento anual promedio del PIB fue del 6%, que se comprara muy favorablemente contra el 2.5% del crecimiento de la población, en tanto que la inflación promedio se ubicaba entre un 3-5%, es decir, un porcentaje igual y hasta menor a veces que la inflación que se registraba en los Estados Unidos de Norteamérica.

Sus primeros Directores Generales, que echaron a andar esta institución nacida en plena II Guerra Mundial, fueron:

  • Vicente Santos Guajardo (19 de enero al 31 de diciembre de 1943);
  • Ignacio García Téllez (1º de enero de 1944 al 30 de noviembre de 1946);
  • Antonio Díaz Lombardo (1º de diciembre de 1946 al 30 de noviembre de 1952);
  • Antonio Ortiz Mena (1º de diciembre de 1952 al 30 de noviembre de 1958);
  • Benito Coquet Lagunes (1º de diciembre de 1958 al 30 de noviembre de 1964);
  • Sealtiel Alatriste (1º de diciembre de 1964 al 26 de enero de 1966)

En 1972 su población amparada era de 11.111,491 derechohabientes, de los cuales eran 3.436,199 asegurados y 7.348,786 los beneficiarios; 244,442 los pensionados y 84,064 familiares de éstos.

Trabajadores asegurados (miles de personas)

Año

IMSS

ISSSTE

1960

1,201

(*)

1965

2,210

261

1970

3,121

430

1975

4,306

1,013

1980

6,369

1,435

1985

8,132

1,857

1989e

9,709

2,102

         Fuente: La economía mexicana en cifras 1990 (11ª Edición)

        (*) El ISSSTE se creó en 1961; (e) Cifras estimadas

                          Trabajadores pensionados (miles de personas)

Año IMSS ISSSTE
1960 63 (*)
1965 135 40
1970 276 78
1975 430 103
1980 737 128
1985 1,433 189
1989e 1,982 356

     Fuente: La economía mexicana en cifras 1990 (11ª. Edición)

                    (*) El ISSSTE se creó en 1961; (e) Cifras estimadas

OTROS DIRECTORES

Han dirigido al IMSS (cargo que forma parte del llamado Gabinete Ampliado) en los últimos 50 años, algunos políticos que, a la postre, resultaron muy ilustres personajes. Entre ellos, los siguientes:

Lic. Ignacio Morones Prieto (1966-1970)

Lic. Carlos Gálvez Betancourt (1970-1975)

Lic. Jesús Reyes Heroles (1975-1976)

Lic. Arsenio Farell Cubillas (1976-1982)

Lic. Ricardo García Sáinz (1982-1991)

Lic. Emilio Gamboa Patrón (1991-1993)

Lic. Genaro Borrego Estrada (1993-2000)

Lic. Mario Luis Fuentes Alcalá (2000-2000)

Dr. Santiago Levy Algazi (2000-2005)

Lic. Fernando Flores y Pérez (2005-2006)

Lic. Juan Francisco Molinar Horcasitas (2006-2009)

Lic. Daniel Karam Toumeh (2009-2012)

Dr. José Antonio González Anaya (2002-2016), y

Mtro. Mikel Arreola Peñalosa (08 de febrero de 2016-?)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.